Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 2 enero 2013

Mariela, 1972. Un Asesinato en Rota


Cuando el pasado 7 de diciembre acudí a la presentación de este libro, no me podía imaginar ni por asomo lo que me iba a encontrar. Es muy fácil, y también muy humano, que, aunque uno no quiera, nos formemos una opinión de aquello que sabemos que va a ocurrir antes de que la realidad nos contradiga. He de confesar que mis expectativas ante la presentación de una novela de un autor desconocido no eran precisamente entusiastas. Pero, como ya conoce quien lee mis escritos de vez en cuando, mis dotes adivinatorias son un dechado de equivocaciones.

Suponía que la expectación provocada se debía, y en eso no creo que me equivocase mucho, a que al tratarse de un joven roteño sus paisanos le recibieran con todo el cariño lógico, pues aquí no parece gustar eso de que nadie sea profeta en su tierra, cosa con la que estoy totalmente de acuerdo.

El primer síntoma que asumí de mi equivocación fue que todas aquellas personas conocidas que me comentaron que habían leído el libro, estaban entusiasmadas con ello. No suele haber mejor garantía que la recomendación de quienes te merecen toda la confianza.

La presentación del libro como tal permitió advertir de un joven preparado, inteligente, esforzado, serio, riguroso, con inquietudes y con una sencillez que te condicionaba a que te cayera bien apenas hubiese comenzado su parlamento. Ni que decir tiene, y eso lo han dicho antes y mejor que yo, que el acto resultó un éxito, para alegría de cuantos estuvimos presentes.

Pero escribir sobre un hecho que hace casi un mes que se produjo no tendría mayor enjundia si esto no tuviese algo más. Lógicamente no podía ser otra cosa que la propia novela. No hace diez minutos que la terminé y el problema que suponía el tema de mi próximo escrito acaba de solucionarse. No quería empezar el año con la misma cantinela a la que acostumbro, aunque los motivos sean más que justificados.

“Mariela...” es ante todo una primera novela y como tal carga con la tremenda responsabilidad de ser carta de presentación. Pues bien, dejando aparte alguna valoración más o menos exigente, con el estilo u otra nimiedad, en función de lo que la obra significa, nos encontramos ante un ejercicio de ágil narrativa que provoca que el libro se devore sin apenas percibirlo. Como todos sabrán a estas alturas, se trata de un divertimento policiaco con una serie de giros inesperados que nos llevan a otros géneros entre los que la ciencia ficción queda merecidamente homenajeada. Pero quizá lo que más llame la atención sea el dominio riguroso del entorno histórico de la época. Basado en una documentada labor la novela nos transporta a la Rota de 1972, retratando con precisión los lugares que incorpora y también los ambientes de aquellos tiempos, mostrándonos la doble vida de Rota, la diurna de la gente sencilla y laboriosa del pueblo y la mucho más sórdida y peligrosa de la Rota nocturna, que en torno al esparcimiento de los americanos de la base ha ido tomando vida propia. Tampoco elude la alteración que la llegada de la base supone para la vida de la gente de Rota, que si bien traía beneficios, también fueron otros los inconvenientes que acarreaba.

Es en este mundo en el que se desarrolla una historia que juega continuamente con el tiempo, para hilvanar una trama muy interesante con un final que agrada por lo original, como salida a una enredada situación impredecible. La ventaja de situar la acción en tiempos tan lejanos y tan próximos a la vez, permiten al autor determinadas licencias técnicas que hacen que todo lo novedoso y extraño que aparece ante los atónitos ojos de los protagonistas (no de todos), nos resulte muy familiar y a la vez sugestivo a los lectores.

Dicho esto, la mayor sorpresa con la que uno se encuentra al final es descubrir a un joven roteño que exhibe su capacidad para crear una obra que engancha a quienes se acercan a ella, con la complicidad de que el marco es tan cercano que en algún momento uno cree que puede aparecer el mismo en la aventura.

Buen principio en el mundo de la novela para José Antonio Lucero. Estamos convencidos que con ese ánimo y esas ganas de superarse no será ésta la única alegría que nos ofrezca.



Manuel García Mata


¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
13 Comentarios
Fecha: Lunes, 14 enero 2013 a las 13:23
PEPE
Que si una novela debe tener no se que...que si una obra de teatro debe ser no se cuanto... que si un poema rima asonante...bla...bla..bal. No se quien puso o impuso las reglas de la literatura, como humilde lector y neófito en temas técnicos literarios, pienso que estas reglas están para saltárselas. Pienso que el autor es libre de mezclar, alterar o meter en la batidora los estilos que desee dale al botón de batir a tope y porque no crear su propio estilo. Solo existen siete notas musicales y el secreto de la música esta en mezclaras entre ellas; en la literatura hay que hacerlo con nada mas y nada menos que 28 letras. Solo entiendo de lo que me gusta y de lo que no, y Mariela me ha encantado, así que Tocayo Antonio Lucero NORAGÜENA este es el primer paso de una gran camino. Gracias por tu novela
Fecha: Jueves, 10 enero 2013 a las 23:40
Lola
Paco, sólo te voy a decir que el hecho de que a ti te guste la novela y a mi no, no implica que yo esté equivocada o no la entienda, o que la rechace porque el escritor no sea de renombre. Nada más lejos de la realidad. Tengo el mismo derecho que tú de expresar mi opinión y mi crítica, en este caso negativa. Y en el fondo implícitamente me das la razón sobre su calidad, porque que tu mejor calificativo para la novela sea que es fácil de leer, dice mucho...Aún así, coincido con Israel en que tu afirmación final, la cual, aparte de carecer de estilo y elegancia, denota claramente que sí que necesitas seguir leyendo, pues el saber no ocupa lugar, sobre todo en lo que se refiere a ortografía.
Fecha: Viernes, 4 enero 2013 a las 23:06
Israel
Paco, decirte que estoy con Lola. Este libro ha sido opción que he escogido para regalársela a una persona que también es una gran lectora al igual que yo. Normalmente suelo regalar libros que he leído pero al no tener el libro que había seleccionado en Atenea ni en Tartessos, me decanté por darle una oportunidad a este. Antes de envolverlo decidí echarle un vistazo y coincido con el pequeño análisis que ha hecho Lola.
Me desagrada un poco esa afirmación final tan tajante, además de las formas, que has hecho en tu último comentario más propia de un hoolingan que de un lector “de grandes obras” como dices que eres, máxime cuando un lector así no cometería ese tipo de faltas ortográficas.
Fecha: Viernes, 4 enero 2013 a las 18:55
Paco
Lola que no te allá gustado esta novela, no significa que el único aliciente que la misma tiene , es que esta basada en nuestro pueblo es solo tu opinión no la de tantas criticas tan maravillosa que la misma esta recibiendo. Creo a lo mismo que tantos lectores es una novela muy fácil de leer y de entender,creo que este escritor para su corta edad domina demasiado bien este genero. E leído a grandes escritores y no es el nombre el que ase a una novela, este escritor posee el don de trasmitir , o tu no lo entiendes o cientos de personas estamos equivocados.
Fecha: Viernes, 4 enero 2013 a las 16:43
Julia
Yo también quiero animar al joven autor, pues los comienzos son difíciles- Es verdad que la narrativa no está conseguida y que al autor le faltan conocimientos por adquirir, pero poco a poco los irá consiguiendo. Ánimo, que todo se consigue.
Fecha: Viernes, 4 enero 2013 a las 08:13
Antonio
Pues a mí, que me considero lector empedernido y bastante versado en la materia, la novela de José Antonio Lucero me parece una gran primera novela. Ahí hay un autor al que quisiera animar, desde estas líneas, a profundizar en su proyecto literario. Coincido contigo, Manuel, en las consideraciones generales que escribes acerca de esta sorprendente e inquietante Mariela.
Fecha: Jueves, 3 enero 2013 a las 23:54
Lola
Paco, te equivocas, pero totalmente. Soy roteña de pura cepa y amo mi pueblo, y el hecho de que la novela esté basada en Rota no es lo que critico. Al contrario, si supieras interpretar mi comentario,entenderías que quiero decir que ése es desgraciadamente el único aliciente, pero una novela no es sólo una pieza histórica, se necesita mucho más.
Fecha: Jueves, 3 enero 2013 a las 19:24
paco
Ala opinión de Lola, decirle que Rota como pueblo, tiene el mismo derecho que cualquier capital o ciudad a poner sus calles al servicio de cualquier escritor que desee ya que Rota no es menos merecedora de tal distinción de capitales como Madrid, París o Roma, Que un escritor en este caso novel y roteño escriba su primera novela basada en su pueblo me parece estupendo ¿ es que acaso Lola te hubiera gustado otra ciudad de mas rango? pocas novelas veo que as leído, basadas en los pueblos de España sin tanto abolengo. he leído la novela y si no fuera Roteño me hubiese gustado de todas forma, Por estar basada en mi pueblo mas me gusta.
Fecha: Jueves, 3 enero 2013 a las 11:30
Lola
Para decir verdad, creo que la idea de un libro basado en Rota es atractiva para los roteños...pero nada más. Quizás la osadía a veces nos hace pecar de atrevimiento y lanzarnos a la piscina antes de tiempo..En mi opinión, deberías haber madurado y trabajado más tu narrativa y expresión literaria antes de publicar una novela, género que te ha superado y venido grande. Aún así, ánimo en tu aprendizaje y suerte. Un saludo.
Fecha: Jueves, 3 enero 2013 a las 08:53
prudente arjona
He leído la novela y creo que merece la pena que lo haga el resto de los roteños y habitantes, en parte es una novela histórica que recrea un capítulo que nos hace recordar un pasado reciente. Enhorabuena al autor
Fecha: Jueves, 3 enero 2013 a las 02:07
josé
jose antonio, siendote sincero, me parece que la novela no surge de una mala idea, pero la narrativa no terminas de dominarla, al menos para mi gusto. te recomendaría que te centraras más en escribir ensayos, porque creo que el tema de la novela te viene grande, al menos de momento. un saludo y ánimo
Fecha: Miércoles, 2 enero 2013 a las 20:36
Chema Barba
Da gusto leer a Manuel García.
Fecha: Miércoles, 2 enero 2013 a las 15:27
José Antonio Lucero
Todo un tremendo orgullo recibir una opinión como esta. Muchísimas gracias Manuel, me alegra mucho.

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress