Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 20 octubre 2018

Tu consultoría de psicología y sexología en Rota, con Marina Moreno

 

[Img #101868]

 

 

 

 

Respondiendo tus consultas
Tu consultorio de Psicología y sexualidad

 

 

 

 

Mujer,  32 años. Llevo diez años con mi pareja y siento que la rutina nos ahoga. El amor sigue ahí… pero es como si hubiera pasado de la pasión al cariño. No sé cómo reavivar la llama. ¿Podrías ayudarme? Gracias.

 


Después de tantos años de relación es normal que las olas que se sentían al principio se hayan convertido en un mar de quietud. No significa que el amor haya desaparecido en absoluto, si no que la rutina, el tener al lado de manera segura al otro hace que nos relajemos y no invirtamos tanto en la relación como cuando todo era nuevo, excitante y estaba el juego de la conquista.


No debemos olvidar que hay dos tipos de amor hablando en términos de relación de pareja: el amor pasional del comienzo que lo consumía todo y el amor tranquilo de los que llevan mucho tiempo juntos, de quienes ya no necesitan la excitación de antes para estar juntos. No es negativo, en absoluto, sencillamente es otra manera de relacionarse. Biológicamente, al cuerpo le supone un gran desgaste energético el amor pasional, por lo que es natural que tienda a la “calma”. Es en esta fase más tranquila donde se consolida la relación. El reto está en poder dar toques de color a la paz para así crecer ambos.


Lo primero de todo es que ambos habléis sin señalar culpables y de manera constructiva de lo que pasa. A veces, cuando estamos en una relación larga tendemos a callarnos más los malestares con el otro por miedo a que nos acusen o acabe en una ruptura. La comunicación, sana y asertiva es fundamental para la pareja.
Recuperar la chispa y mantenerla necesita de trabajo por parte de ambos, tu sola no puedes, debéis ser los dos cómplices para mejorar lo que ya tenéis. Es algo arduo… y también puede ser ¡increíblemente divertido!


A continuación, te propongo algunas sugerencias para volver a conectar y conocer a tu pareja.


La caja de los deseos. Consiste en que cada uno compréis una cajita pequeña en la qué pondréis vuestro nombre y dentro se meterán papelitos con actividades que os gustaría realizar con el otro. Acordar el número de actividades que escribiréis. De esta manera cuando quieras sorprender o alegrar a tu pareja simplemente tendrás que abrir su caja de los deseos, sacar un papel al azar y cumplirlo. También os divertiría tener una caja de otro color para las fantasías que te gustaría hacer con tu pareja. Es una manera de intimar distinta y que os mostrará una faceta del otro que quizás nunca sospechaste. En esta caja de las fantasías hay que dejar muy claro que es con el otro, sin terceras personas y lo que no estáis dispuesto a hacer, por ejemplo, sexo anal. Es muy importante definir los límites para que sea algo que ambos disfrutéis.


Pilla a tu pareja haciendo algo agradable y ¡díselo! Normalmente solemos señalar lo negativo que hace el otro: no sacaste la basura, me pones de los nervios, etc. ¿Y si empezáramos a valorar lo que el otro hace por nosotros? Dale las gracias si hizo la cena y lo buena que es, aunque lo haga todos los días, el detalle que haya tenido, que este ahí. De esta manera, tu pareja se sentirá valorada y querida.


Recuperar la costumbre de al despediros y regresar al otro hacerlo con un abrazo y un beso. El contacto es fundamental, hace que sintáis que realmente regresáis al hogar y sois bien recibidos.


Volver a miraos a los ojos y sonreír…puede parecer obvio pero muchas parejas llegan al punto de no hacerlo, de hablarle al otro sin realmente prestarle atención y conectar visualmente. Los ojos son el espejo del alma y por donde primero comienza el amor.


El Camino de los recuerdos. Preparar ambos un día en que vayáis a visitar aquellos lugares que fueron importantes para vosotros, donde os conocisteis, aquel restaurante al que fuiste por primera vez, la playa en la que pasasteis aquella tarde tan divertida. Visitarla y contaros los recuerdos positivos que tenéis con el otro, lo que cada uno sintió, que fue lo que os hizo enamoraos del otro… y mezclarlo con hechos del presente, con cosas agradables que hayáis vivido esa misma semana.


Tomad todo esto como un juego, sin juzgar y veréis como mejora la relación.
Si os sentís inseguros o tenéis otros problemas te ánimo a acudir a terapia de pareja. Esta os puede ayudar a reconectar y volver a sentiros unidos al otro, además de enseñaros como resolver conflictos. En Rota tenemos unos profesionales estupendos que querrán ayudaros.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Tienes algún problema que te gustaría consultar con un profesional? ¿Te gustaría saber algo de psicología y sexualidad?


Escribe a "Tu consultorio" y tus preguntas tendrán respuesta.
Sólo tienes que mandar un mail a [email protected] indicando si eres hombre o mujer, tu edad y el motivo de tu consulta. A la semana siguiente tu consulta podrá aparecer en esta sección donde será resuelta.
Aprovecha esta oportunidad y ponte en contacto con “Tu consultorio”.

 

Marina Moreno Pérez de la Lastra
Psicóloga psicoterapeuta especialista en sexualidad.
Contacto: [email protected]

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Sábado, 20 octubre 2018 a las 14:28
Justino "Tomasito"
Enhorabuena por esta iniciativa desinteresada de apoyo,a todos aquellos que soliciten tu ayuda.
Fecha: Sábado, 20 octubre 2018 a las 09:46
El antifaz rojo
Gracias por tan buenos consejos. Me encanta tu sección.

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress