Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 13 octubre 2018

Carlos Roque Sánchez

[Img #101637]

 

 

 

"EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS" (1989)

 

 

 


Si es amante del cine o tiene ya una edad, dejémoslo ahí, seguro que conoce o al menos le suena Esta sin duda buena película del siglo pasado, que es referente cinematográfico en lo que respecta a creatividad y libertad en las aulas.


Protagonizada por el actor estadounidense Robin Williams (1951-2014), en ella se analizan las siempre complejas relaciones entre profesores y alumnos, y lo hace en el marco de un clásico centro victoriano y a través de la rompedora presencia de un innovador y atípico profesor de literatura. Basada en la novela homónima de la periodista y escritora H. N. Kleinbaun (1948), su texto cuenta con un importante trasfondo educativo, ideológico y político pues en "El club de los poetas muertos" profesor y alumnos se mueven no sólo en la misma dirección, lo que es esperable, sino en el mismo sentido, que es lo deseable.


De esta manera el profesor les ayuda a descubrir sus propios caminos, les enseña a pensar por sí mismos y les obliga a ejercer la reflexión crítica. Algo que en teoría debe ir inherente a la función docente, pero que en la práctica no es fácil de llevar a cabo desde el punto de vista pedagógico. Nada fácil se lo puedo asegurar y créanme, sé de lo que le hablo. Por desgracia, sólo en escasas ocasiones y circunstancias se llega mucho más allá de la enunciación de buenos propósitos, de una declaración de intenciones. Y no parece que influya en el fracaso de ese objetivo, ni la disciplina con la que se intenta, ni el área de conocimientos en la que se desarrolla. No. En este caso, ciencias y artes, ofrecen por igual la misma desesperanza educativa y didascálica, lo que no implica que haya que dejar de intentarlo siempre, sean Física o Historia, Matemáticas o Literatura, Biología o Música. No importa cual, pues todas están realizadas por humanos y no hay diferencias, en ese sentido, entre ellas. Son Humanidades y por ende Cultura.


El momento “Carpe diem”. En la película hay una escena en la que se reflexiona sobre lo efímero de la vida y la pérdida de lo único que no podemos recuperar: el tiempo. Es cuando el profesor Keating (Robin Williams), impostando una voz fantasmal, les dice lo de: “Aprovechad el momento, chicos, porque un día, lo crean o no, todos los que estamos en esta habitación dejaremos de respirar, nos enfriaremos y moriremos. ‘Carpe diem’, no esperéis hasta que ya sea tarde para hacer que vuestra vida sea lo que puede llegar a ser...”. Para continuar con: “...el día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida”. Bueno, bueno, bueno.


Como pueden intuir, la película es algo más que la simple apreciación de un profesor ‘enrollado’, que incita a los alumnos a subirse sobre las mesas a protestar. Para algunos incluso es una fuente de recursos y posibilidades o, como quien dice, de aprender de la película o con el cine. Lo que puede ser. De hecho unos años después un cantautor español nos cantaba: ‘Cine, cine, cine, / más cine por favor, / que todo en la vida es cine / y los sueños, / cine son’. No sé si el latinajo “Carpe diem” llega a decir tanto como pretende la película, pero estoy convencido que merece la pena averiguarlo. No en vano dicen que el tiempo es la sustancia de la que estamos hechos, quizás sea así pero, claro, a saber lo que será esa sustancia. Por cierto, ¿por qué se dice “Carpe diem”?

 

CONTACTO: [email protected]
FUENTE: Enroque de ciencia

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Viernes, 19 octubre 2018 a las 22:46
Lucio Junio Bruto
Ignoraba que el articulo versase sobre politica. En adoctrinamiento no hay mejor experta que la Iglesia, llevan siglos adoctrinando en temas religiosos, politicos y sociales. Por cierto la frase que se inicia con el "Carpe diem" es del poeta romano Horacio.
Fecha: Jueves, 18 octubre 2018 a las 13:08
Justino "Tomasito"
Como acostumbra últimamente un buen artículo,enhorabuena.Al hilo de su escrito,rápidamente me ha venido a la mente,que apenas 30 años después del estreno de esta película,ya el cine para nuestra mala fortuna ya no es lo más de lo más.Invadidos por el mundo de la información apoyada en internet con las correspondientes redes sociales y con canales de tv a para dar y regalar.El adoctrinamiento político en las diferentes sociedades españolas es apabullante,sólo hace falta mirar algunas autonomías en donde la alternancia de partidos políticos democráticos apenas existe.La mayoría del personal ,apuntado y muy activos con las últimas tecnologías comunicativas y cada vez menos personas presentes en nuestros cines.Antes se valían del cine para prevalecer; no cabe duda que ahora,la globalización de persuasión doctrinal es mucho más efectiva debido a esta facilidad de llegar a toda la ciudadanía en tiempo record.

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress