Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 6 octubre 2018

Carlos Roque Sánchez

[Img #101078]

 

 

 

"LA ESQUINA DE LOS BESOS"

 

 

 

 

Por si no cae en este momento le pongo al tanto. El titular de esta ‘Opinión’ responde al nombre que el conocido dibujante Ángel Idígoras le puso a un bello e inspirador grafiti que, hace un par semanas largo, dibujó de manera altruista en la malagueña barriada de Lagunillas, colindante con el centro histórico e históricamente tan ‘olvidadita’. Y que en principio no era más que una forma de colaborar, con una de las asociaciones que atienden algunas de las muchas carencias de las que adolece el destartalado enclave. Solo eso, un intento por llenar de arte los desconchados y agrietados muros y las grises y destartaladas paredes de esta céntrica zona. Éste del que le escribo hoy estuvo en una esquina de la calle Huerto del Conde hasta hace solo unos días y es que, por desgracia, el autor decidió borrarlo.


Una obra de arte urbano, eso es un grafiti, de cuyo contenido ha de saber que estaba muy bien, es sólo mi opinión claro, pero para que se haga una idea le diré que la parte gráfica del mismo, estaba basada pictóricamente en la mítica fotografía de ese beso de mediados del siglo pasado en la ciudad de París. Eso sí, era una reproducción llevada magistralmente a su terreno por el dibujante, vamos que estaba “malagueñizada”. Y en lo que toca a la parte textual, reproducía un primer verso de todo un premio nobel español de literatura. O sea, que desde el punto de vista cultureta, estará conmigo que el grafiti estaba bien.


Entonces, si es así, ¿por qué decidió el artista borrar su grafiti? Para poder contestarle me veo en la necesidad de profundizar en el contenido del mural, y empiezo por el dibujo. Se trata de una recreación de la famosa y polémica fotografía en blanco y negro ‘El beso’ -realizada en 1950 por el fotógrafo francés Robert Doisneau-, y en la que además de la pareja protagonista besante y algunos de sus personajes secundarios, Idígoras, reproduce al fondo a la derecha nada menos que La Farola, el único faro español que junto a otro tinerfeño lleva nombre femenino ¿Un guiño, preventivo quizás, a la militancia feminista por parte del artista? Puede ser, pero la verdad es que no lo sé a ciencia cierta. En cualquier caso y por lo que tengo averiguado, no parece que el grafiteado de la fotografía -una de las más populares de la historia con su metafórico mensaje de vida tras la Segunda Guerra Mundial-, no parece digo, haya sido la causa de su borrado. No.


La causa de la desaparición debe estar en el texto que en su parte superior derecha y sobre La Farola, le acompaña. Se trata del primer verso del poema ‘Quien hace vive’, del premio Nobel sevillano Vicente Aleixandre, y que tiene también a esa muestra de cariño que es el beso como referente. En él, el poeta de la generación del 27 nos dice ‘La memoria del hombre está en sus besos’, y creo sin temor a equivocarme que todos entendemos o creemos entender lo que el genial poeta trata de decir sobre el ser humano, con el uso de ese masculino genérico que es el sustantivo ‘hombre’.


Y por ahí resulta que van los tiros sobre el grafiti, pues poco tiempo transcurrió antes de que alguien, utilizando pintura morada, escribiera ‘Y la memoria de las mujeres, ¿dónde está?’, junto al verso de Aleixandre. Una frase que iba acompañada además del símbolo de Venus que, como sabe, no solo es el del sexo femenino, también es, entre otros, el astronómico y astrológico del planeta homónimo y el alquímico del metal cobre, Cu. Escribo más arriba ‘alguien’ porque, así como el verso lleva el nombre de su autor, el añadido reivindicativo se presenta de forma explícitamente anónima aunque con pretensiones.


¿Es posible entonces que el autor, además de femenino, sea también pretendidamente feminista? Lo digo por la inclusión que el poeta bisexual hace de la palabra ‘hombre’ en su verso, y que de forma intachable utiliza como masculino genérico, pero que a la vista está ha indignado al menos a una persona que lo considera ¿machista? Vaya por Dios, un nobel que se declara homosexual y al que alguien acusa de machista. Alguien que no se atreve a identificarse, pero que quiere dar una pista de por dónde se mueven sus cuitas, porque más abajo, a la derecha del grafiti y junto a la rúbrica de Idígoras, aparece el calificativo ‘machirulo’. Sí el mismo que empleó en cierta ocasión la morada portavoza de Unidos Podemos en el Congreso, al dirigirse a un azul portavoz del PP. Un neologismo que, ya que estamos, la Real Academia Española (RAE) tiene en proceso de estudio para su posible introducción en el Diccionario, pero que mientras, en determinados contextos se utiliza como insulto.
Para ir acabando y por enredar, ¿qué le parece la crítica que ha recibido el grafitero? ¿La ve cómo una legítima y reivindicativa pregunta feminista? ¿Considera que es una muestra de ignaro y obtuso feminismo? ¿O por el contrario piensa que es una sinrazón ultra feminista, un radicalismo de la izquierda ultra?
Y respecto a la reacción del dibujante, ¿qué habría hecho usted en su lugar? ¿Dar la callada por respuesta, permitiendo así un insulto público al poeta? ¿Habría contestado con otra frase, prolongando ‘ad nauseam’ un sinsentido debate? ¿O habría borrado sólo el verso, con lo que conlleva de implícita aceptación de la censura? Y en caso afirmativo, ¿cuántas veces estaría dispuesto a hacerlo? ¿O acaso lo habría sustituido por otro? ¿Por cuál?


Y hasta aquí lo que quería escribirle por ahora, sobre esta esquina malagueña de la ignorancia y la intransigencia. Bésame en esta esquina.

 

CONTACTO: [email protected]
FUENTE: Enroque de ciencia

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 9 octubre 2018 a las 09:05
Hermano Lobo
Según pienso, hizo muy bien el autor con borrarlo todo. A los estúpidos y a los ignorantes, más aún si lo son a la vez, se les debe aplicar el principio de que el peor desprecio es un no aprecio.
Lo que me inquieta es el alarmante crecimiento de estas especies, sean de derechas, centro o izquierdas, aunque abundan mucho más estos últimos por su pretendida y pretenciosa superioridad moral y ética. Aquí mismo en Rota hemos tenido un reciente ejemplo de ello.

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress