Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 10 marzo 2018

Balsa Cirrito

[Img #88110]   

 

 

 

LA DEMOCRACIA A GRANDES DOSIS RESULTA INDIGESTA
    

 

 

 

 

Hace años Alfonso Guerra lanzó en un mitin una frase que por aquel entonces me pareció afortunada y que he repetido muchas veces: "Cuando alguien os diga que no es de izquierdas ni de derechas - gritaba el bueno de Alfonso - ya sabéis que es de derechas". Sin embargo, me da un no sé qué de que el panorama ha cambiado. Tanto que a menudo los que dicen que son de derechas actúan como de izquierdas y los que dicen que son de izquierdas hacen cosas de derechas. O, más exactamente, uno llega al punto que no los termina de distinguir.
    

Y no lo digo por tocar las narices (o no solo por ello). Pongamos por ejemplo al partido de Marine Le Pen, el Frente Nacional francés, tomado comúnmente como una formación no ya de derechas, sino casi de extrema derecha. Sin embargo, uno va a su página web, lee su programa electoral y se dice: "Esto me recuerda a...¡Esto me recuerda a Podemos!". Mejor dicho, no es que recuerde a Podemos, es que el partido de Pablo Iglesias firmaría absolutamente, sin cambiar una coma, toda la parte de las reformas institucionales de la formación francesa, y muchas más de otros campos (quien no lo crea que acuda a la página web del Front National). Todo lo cual me lleva a descubrir que la división de Alfonso Guerra se queda en la actualidad muy corta. Al equipo de izquierda y al equipo derecha debemos añadir un tercer equipo, equipo que podríamos llamar P.A. (Populista Antisistema). Es un equipo, las cosas como son, que esta teniendo la leche de éxito. Ganaron en EEUU con Trump. Ganaron en Gran Bretaña con el Brexit. Han ganado en Italia si sumamos la Lega y el Cinque Stelle, los dos abiertamente populistas y antisistema. En la Europa del Este casi mejor no hacer cuentas. En Cataluña no te digo. En Alemania y en Francia han estado ahí ahí. Y se les ve mucho futuro.
    

La receta para ser antisistema o populista es sencilla. Hay que quejarse de todo, de lo que está bien y de lo que está mal; de lo que está y de lo que no está. Hay que buscar un culpable de lo que falla o pueda fallar. Y, sobre todo, hay que simplificar al máximo, pensando que se está hablando para gente que no ha acabado la ESO. De esta forma, los populistas antisistema (a partir de ahora, PA) nos aseguran que el mundo se arreglaría si acabáramos con las multinacionales o si los políticos dejaran de ser corruptos o si saliéramos del euro o si utilizáramos la energía solar, que da igual el campo de batalla, lo que cuenta es estar cabreado. Nos hallamos en una sociedad apabullantemente compleja, tanto que nadie es capaz de comprenderla en su totalidad, sin embargo estos del PA lo solucionan en un tweet; para que la solución de cualquier problema sea correcta - parecen decirnos los PA (repito, Populistas Antisistema) - tiene que ser comprensible por un niño de diez años. Desde mi punto de vista, esta tendencia viene provocada, sobre todo por internet. Y parte principalmente de dos circunstancias.
    

La primera es que tenemos exceso de información. Somos incapaces de asimilar asuntos complejos porque hay demasiados que requieren nuestra curiosidad. Y la segunda es que el ser humano medio es bastante cabroncete. O, seamos sinceros, cabrón puro, sin diminutivo afectuoso. Internet ha dado voz a todo el mundo, y lo primero que comprobamos es que el mundo esta lleno de perturbados y de gente con mucha mala leche. Solo hay que pasearse un poco por cualquier foro o atisbar un poquitín las redes sociales para comenzar a incubar una bonita depresión. Buscamos la crítica, atisbamos solo lo negativo, y no encontramos nada bueno, nada noble, nada positivo. Estamos dispuestos a achacar siempre a los demás - particularmente si son políticos - las motivaciones más miserables. Según mi experiencia, los políticos son muy a menudo imbéciles, pero la mayor parte de las veces, vienen llenos de buenas intenciones, más que de maldad.
    

Después de pasarse cinco minutos, por ejemplo, en Facebook, uno tiene la sensación de que vivimos en la peor de las sociedades posibles, donde nadie hace nada bueno. Y que cualquier error que descubrimos en alguien nos hace que ataquemos al pobre infractor con una crueldad y violencia absolutamente desproporcionadas.
    

Miro hacia atrás y recuerdo el mundo de mi infancia, el de mi adolescencia, el de mi juventud, y veo que siempre hemos avanzado para mejor, que el mundo, y particularmente España, goza de un mayor bienestar, cultura, salud, tranquilidad. Por supuesto, no estamos en un planeta perfecto, y a veces damos pequeños saltos hacia atrás, pero esos desajustes del sistema no deben hacernos pensar que debamos derribar todo, sino ajustar los fallos. Me entristece particularmente cuando escucho o leo las críticas absolutamente injustas y alegremente inconscientes que se vierten sobre lo que algunos llaman "régimen del 78", es decir, el salido de la constitución aprobada aquel año. Realmente hay que estar ciego o tener mucha mala fe para no ver los enormes, los inmensos progresos que hemos realizado desde entonces.
    

Siempre es más fácil destruir que construir. Y los PA ni siquiera se plantean la construcción. Ahora hay muchos, particularmente entre la extrema derecha y la extrema izquierda, que se pasan la vida hablando de darle la "voz al pueblo". No estoy seguro de que sea una buena idea. Cuando se le da mucha voz al pueblo, a las pruebas me remito, lo que florece no es precisamente la democracia, sino la ignorancia y la estupidez. El más ignorante y el más estúpido suele ser el que más grita. Y el rebaño suele acudir a donde hay más ruido. Dicho de otra manera: ¡viva Jovellanos y viva el marqués de Esquilache!
    

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
8 Comentarios
Fecha: Viernes, 16 marzo 2018 a las 21:41
FORGES
¿Buscan ustedes un ejemplo claro de revisionismo historico basado en mentir, calumniar, tergiversar y retorcer la historia para adaptarla y justificar a unos criminales que dieron un golpe de estado, llevaron a cabo un genocidio planeado durante la guerra y en plena dictadura, secuestró las libertades y derechos del pueblo? Lean la homilia-patraña de monseñor Reverendorota y su ristra de falacias unida por una cuerda de trolas. Pero lo más triste de estas calumnias en cadena son su chapucera ejecución y su patetico cierre, cuando hasta el propio Suarez reconoció que no se hacia un referendum monarquia-republica porque todo indicaba que ganaria la segunda de forma aplastante y se les desmontaria el chiringuito. Es tragicomico la forma que tienen ciertos fascismos de procalamarse portavoces del pueblo español, cuando no tienen ni pajorela idea de lo que piensan o quieren los españoles.
Fecha: Jueves, 15 marzo 2018 a las 20:24
Rebelderota
La constitucion del 78 salio asi por que los españoles estaban cansado de guerras y solo querian vivir en paz y que sus hijos disfrutaran de libertad. No les importo que se le diera alas a articulos como el que favorecen anacionalistas separatistas. Los españoles solo querian bienestar economico, su piso su coche, ver futbol y disfrutar dela vida. Hasta el partido comunista transigio porque vio la realidad española y vio que la Republica era algo inviable no solo porque parte del regimen franquista aun vivia sino porque los españoles no aceptarian de nuevo un periodo tan cruel como la segunda republica
Fecha: Miércoles, 14 marzo 2018 a las 19:01
Barbanegra
Asegura el autor de la opinión que el "regimen del 78" salió de la constitución aprobada aquel año. Pero no matiza que dicha constitución era el "mal necesario" para legitimar la herencia del dictador, que gran parte de los que la elaboraron tuvieron altos cargos en la dictadura, que está fué confeccionada bajo la atenta mirada de los altos mandos del ejercito dictatorial con la espada de Damocles de un golpe militar sobre sus cabezas, cuya principal objetivo era legitimar al heredero nombrado por el dictador como su sucesor en la jefatura de estado y que imponia disposiciones draconianas como la imposición de una monarquia, sin posibilidades de que el pueblo pudiese elegir una republica y de una amnistia para todos los crimenes y criminales de guerra y del estado. Y esto lo quieren vender algunos como progresos. En efecto, hay que estar muy ciego o tener muy mala fe.
Fecha: Miércoles, 14 marzo 2018 a las 01:38
Forel
Cirrito, ¿cómo alguien tan populista como tú se atreve a decir que los demás son populistas...? ¿Ya tienes el carnet de C's, esos chicos que, por supuesto no son populistas?
Fecha: Lunes, 12 marzo 2018 a las 16:52
Rumpelstiltskin
Caperucita Isidora hacia como que llevaba la cesta a su abuelita Dolores, pero en realidad hacia de recadera de el lobo Frasquito travestido en salvador de Occidente. Cada vez que detenian a Caperucita Isidora, los soldados de la reina Paquita la Culona le soltaban al rato, porque servia a la causa desde dentro. Porque Caperucita Isidora tenia claro como ascender y trepar en aquella epoca, tuvo una escuela alfalfalangista muy educativa en ese aspecto y luego fué realizando masters en privatización y en hachazos a los derechos laborales. Luego llegaría el cobro de sus servicios previa puerta giratoria, para acabar ejerciendo de chacha del rico mariachi Carlitos.
Fecha: Domingo, 11 marzo 2018 a las 11:38
Hermano Lobo
Lleva razón el multiapodos. Y por eso Caperucita le llevaba el cesto con la merienda a su abuelita.
Fecha: Sábado, 10 marzo 2018 a las 21:31
Voltaire
En 1972, el PSOE entonces liderado por Rodolfo LLopis en el exilio, sufrió la rebelión de un grupo de golpistas encabezados por Felipe Gonzalez, Alfonso Guerra y Nicolas Redondo entre otros, que destituyeron al citado Llopis, que acabó con la espalda como Julio Cesar en los idus de Marzo. En un congreso posterior en 1974, fué elegido "Isidoro", Felipe Gonzalez, aunque la elección ya estaba decidida un año antes, despues de un encuentro de lideres socialistas con el jefe del centro de inteligencia de la dictadura y personal de la CIA. De ese encuentro nació el compromiso de Isidoro de alejar al PSOE de la izquierda, abjurando del marxismo y el republicanismo, para adaptarse a los caprichos de los dirigentes de la dictadura y americanos, para evitar el rebrote del comunismo. El tal Isidoro fué detenido multiple de veces por los "grises" y siempre fué puesto en libertad al poco ya que era considerado un peón importante para el diseño de la nueva España "democratizada". Dicho lo cual se puede decir que el PSOE murió en 1979 a los 100 años de edad, tras una grave enfermedad de isidoritis aguda. Lo actual es solo una caricatura del original.
Fecha: Sábado, 10 marzo 2018 a las 12:07
roteño
"A menudo los que dicen que son de derechas actúan como de izquierda.....uno llega al punto que no los termina de distinguir".
Eso me ocurre cuando lo leo,

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress