Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 5 enero 2018

Im-pre-sen-ta-bles (por Manuel Gacía Mata)

El viernes 29 de diciembre el pueblo de Rota estaba convocado a mostrar su apoyo a los trabajadores y a las trabajadoras del aeropuerto de la Base. En torno a setecientas cincuenta personas aproximadamente acudieron a la llamada y quienes allí nos encontrábamos quedábamos aceptablemente satisfechos de la participación. Según otras versiones las personas concentradas eran en torno a cuatrocientas, pero como la guerra de cifras suele ser habitual, no le daremos mayor énfasis a la divergencia; unas son reales y otras no, no seré yo quien busque segundas intenciones.

 

Puestos a comprobar aquello de que en todas partes cuecen habas, recordaré las dos o tres mil personas que, según distintos varios medios de prensa, acudieron a la manifestación por el empleo de la provincia de Cádiz, cuando solo en el paro son más de ciento cincuenta mil. Está claro que hemos llegado a tal grado de indignidad y de estupidez que nos merecemos todo lo que nos caiga encima.

 

Vendría a cuento recordar cuantas frases famosas se han dicho sobre cómo el capital, las grandes empresas, los poderes económicos, vamos los ricos de toda la vida, nos han ganado por abandono a las clases populares: esto es la mejor prueba de ello.

 

Hoy lo normal es agachar la cerviz y tragarnos todo lo que nos echen. Bien es sabido que ninguno de nosotros tiene la culpa; esa es de los sindicatos de los partidos políticos, de la emigración, de Catalunya, etc., etc. Cualquier cosa menos reconocer la verdad de que la responsabilidad de la situación recae en quienes no tienen dignidad, ni decencia para defender lo de todos, que también es lo suyo. El capital quiere rebaños y eso es lo que somos.

 

No movemos un dedo y siempre tenemos justificación: que si la gente que lucha está manejada, que si tienen unas condiciones de trabajo privilegiadas, que si cuando a no sé a quién le hizo falta ellos y ellas no estaban. En el fondo, el pecado capital de España, la envidia, es el denominador común de todas estas argucias, porque llamarle argumentos sería insultar al diccionario.

 

No reivindicamos que queremos tener esas condiciones de trabajo que tienen los demás, preferimos que se las quiten a ellos, porque no tenemos suficientes arrestos para luchar por mejorar las nuestras. Nos parece mejor llorar miseria a base de humillarse y hacer la pelota al cacique o a su perro. Así nos va.

 

En el caso de la Base la doble moral de la gente de Rota, que no permite que nadie diga nada en contra de ella, pero a la misma persona se le llena la boca de bilis porque quienes trabajan en la base tienen mejores sueldos, mejores condiciones y más seguridad ¿En qué quedamos? Lo de siempre: Pura envidia.

 

No hay más que ver el odio que rezuman montones de comentarios en cualquier foro donde el anonimato ampare a la cobardía, el odio, la mentira, la envidia y la rabia. El refranero español es sabio y si eso de “Hoy por ti, mañana por mi” es uno de los más hermosos ejemplos, aquí se podrían aplicar otros como: “No hay peor sordo que el que no quiere oír”, “Arrieros somos...”, “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar pon las tuyas a remojar”, “A todo cerdo le llega su san Martín”, “Si la envidia fuera tiña, cuántos tiñosos habría”.

 

Pero, incluso para esta camada de im-pre-sen-ta-bles, habrá quienes seguiremos saliendo a defender sus derechos cuando se los pisoteen, como algunos de los compañeros del aeropuerto que apoyaron a la gente del Hotel. Ese es el camino y no la bajeza y la ruindad.

 

No todos somos iguales.

 

Manuel García Mata

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
Fecha: Jueves, 11 enero 2018 a las 19:16
Señor Cayo
La cifra a la que aludia era estimativa, y el numero de habitantes correspondia a 2016 y la que facilita otro comentarista es de 2017, por lo que si vamos a cogernosla con papel de fumar la de este comentarista tampoco es exacta. Y miente quien asegura que más de 28.000 personas comen de una base militar, cuando es publico y notorio que ni siquiera la mayoria de trabajadores de dicha base es de Rota ni reside en ella. Como tambien es publico que la mayoria de militares alquilan casas fuera de este pueblo. Si las cosas son como son y esto les duele ya saben lo que tienen que hacer, empezando por no mentir.
Fecha: Miércoles, 10 enero 2018 a las 23:57
Cierto
Me refería a los ¨frasteros¨como usted y el señor García Mata, ah!, por cierto, Rota solo tiene, según reciente encuesta, 28996 habitantes y sí, no miento, la mayoría de los habitantes de este bendito pueblo ¨comen¨de la Base Naval, y si esto le duele ya sabe lo que tiene que hacer.
Fecha: Miércoles, 10 enero 2018 a las 16:52
Señor Cayo
La libertad de expresión es tan amplia, que nos permite expresar opiniones, ideas, conceptos y a algunos hasta hacer apologia de la violencia o mentir de la forma más burda. Porque instar a la gente a correr a gorrazos a otros ciudadanos que hacen una manifestación pacifica es incitación a la violencia y como siempre parte de alguien que luego se esconde en retaguardia entre la turba que invocan. Miente quien define como empresa a un ejercito, miente quien asegura que en un pueblo de 29.030 habitantes la mayoria come gracias a una base militar y miente quien dice que este pueblo acoge con amabilidad y respeto al foraneo cuando lineas antes decia que habria que correrlos a gorrazos. Pues eso mentiras y encima chuscas.
Fecha: Martes, 9 enero 2018 a las 10:31
Cierto
Estoy con usted, la gente de Rota tenemos muy "poca sangre", en otros lugares ya hubieran corrido a gorrazos a esos otros "impresentables" que, de vez en cuando, vienen a nuestro pueblo pidiendo que desmantelen la "empresa" que nos da de comer a la mayoría de los habitantes de este bendito pueblo que, quizás sea poco solidario, pero que acoge a todo aquel que viene de fuera ofreciéndole amabilidad y respeto.
Fecha: Viernes, 5 enero 2018 a las 22:55
Joaquín
A Manuel García Mata, te felicito por tu constancia en seguir dando tu honesta opinión del comportamiento de la clase obrera, no están tan necesitados cuando no se manifiestan, dijo un político, recuerdo una manifestación contra el paro que todos los que participamos éramos jubilados, me sentí ser un intruso.
Un abrazo de tu vecino y amigo Joaquín.
Fecha: Viernes, 5 enero 2018 a las 11:56
Rebelderota
El sr García tiene razón somos envidiosos y no apoyamos a los demás por envidia . Pero la doble moral que el dice tambienla tienen esos partidos políticos que hablan de soberanía nacional sobre la base de Rota y luego apoyan a golpistas catalanes en contra dela misma soberanía . El mundo está lleno de impresentables y más si son políticos

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress