Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 21 diciembre 2017

Diciembre (por Manuel García Mata)

El décimo mes del calendario de Rómulo, el primer rey de Roma, setecientos cincuenta años más o menos antes de nuestra era, ha venido a significar, desde entonces y aún continúa, el final de año con todo lo que esto supone en cuanto a ritos de despedida: las celebraciones del solsticio de invierno, sustituidas por la navidad cristiana y el tránsito de un año a otro. Es época de los nuevos/buenos propósitos, que en su mayoría se diluirán en pocos días; de los reiterativos resúmenes de los hechos más señalados, que llenan páginas y minutos de los medios de comunicación, para almaceneros de recuerdos; de los encuentros festivos con la familia, con compañeras de trabajo, con miembros de tus clubes y/o asociaciones y de cuantos motivos sirvan para festejar, que para eso es tiempo de fiesta.

 

Pero entre la euforia de las fechas se cuela la rutina diaria que nos empuja a mirar la vida como de costumbre. Este fin de fiesta en un año, como muchos de los anteriores con poco que celebrar, termina lleno luces y sombras. En Rota, con buen ánimo típico de las épocas navideñas, nos acompaña una nueva decoración luminosa, adornando con originalidad y sencillez nuestras calles más señeras: un acierto de la sra. delegada y de su equipo, no nos duelen prendas en darle la enhorabuena. Iba a saltar el capítulo de los Reyes Magos, pero como hay quien lo sacó a la palestra, no queda otra que romper otra lanza por la municipalidad y decir que la elección de la Reina Maga me parece estupenda, y aún cuando el tema de los colores adquiridos a base de oscurecer la piel a base de betunes o maquillaje nos pille de refilón, teniendo cerca quien pueda hacer de Baltasar sin necesidad de tintes, para qué complicarse la vida.

 

Pero diciembre no solo son fiestas. Tampoco da la impresión de que se hayan querido complicar la vida las 159.534 personas desempleadas en la provincia, y este es otro tema, para manifestarse este domingo en Cádiz, ya que quienes participaron no representan la mínima parte de tanta gente sin empleo. Triste que la convocatoria la suscribía la práctica totalidad de partidos y sindicatos, tras un excelente proyecto de 123 medidas para arremeter con fundamento contra el paro, pero no ha debido despertar el interés de quienes lo necesitan. Sin apoyo popular, la clase dirigente tendrá otro motivo más, y este de peso, que su propio egoísmo para seguir ignorando las cifras y a las personas que representan, cosa mucho más grave. Mas este es nuestro país, o quizá la provincia, porque Jaén, donde Linares compite con un montón de ciudades gaditanas por ser la peor en puestos de trabajo, ha respondido como se esperaba. Que alguien lo explique pues yo no lo entiendo.

 

Para qué darle más vueltas: Más vale acabar aquí que hay riesgo de escribir inconveniencias.

 

¡Ah!, lo olvidaba, suerte para el futuro, que lo que es el presente...

 

Manuel García Mata

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress