Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 28 noviembre 2017

Reflexiones en torno al Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres y a lo sucedido en el Pleno del día 16 de noviembre (por Colectivo Feminista Roteño)

El 25 de noviembre es el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Es necesario reflexionar  acerca de lo que el término violencia significa y visibilizar las situaciones cotidianas en las que esta es ejercida. Los asesinatos son frecuentemente la culminación de un proceso en el que las violencias más sutiles se han ido sucediendo cotidianamente.

 

Las propias instituciones que deben implementar medidas para la erradicación de todas las violencias contra las mujeres, ejercen en muchas ocasiones distintos tipos de violencias machistas.


Antes de emplear el término “la punta del iceberg” en un manifiesto institucional, convendría que los y las representantes públicas tomaran en cuenta los mecanismos de poder que poseen las instituciones. Este término, hace referencia a la parte más visible de las violencias estructurales. Que las y los representantes públicos no sean conscientes del papel que juegan las instituciones a la hora de invisibilizar a las mujeres es profundamente preocupante. Y  además, no son capaces de entender que la invisibilización y el silenciamento de las mujeres son parte del sistema patriarcal.


 
Cada año, desde las instituciones se pronuncian durante este mes discursos en contra de las violencias machistas sin que sus representantes sean conscientes de lo que el término implica en su totalidad. Esto sucede porque las instituciones también forman parte del sistema patriarcal, algo que se hace patente tanto en sus medidas como en su propio funcionamiento.
No podemos permitir que se desactive la carga política de lo que implica hablar del patriarcado y denunciar sus violencias. Son las prácticas concretas las que validan los discursos, algo que las instituciones tienen serias dificultades de entender.

 

En el Pleno del Ayuntamiento de Rota del día 16 de noviembre un punto a tratar fue el manifiesto de condena a las violencias machistas en el que podemos leer, “muchas veces las instituciones reproducen este carácter patriarcal, concediendo el poder a la autoridad masculina” y que la violencia de género es “un problema estructural que se produce debido al desequilibrio de poder”. Con estas afirmaciones, se podría pensar que la institución desde la que se da este discurso es consciente de las dinámicas de poder que se reproducen en espacios como el Pleno al que asistimos. Sin embargo, lo sucedido ese día muestra que lo que se dice en el manifiesto está totalmente desvinculado de las prácticas concretas más inmediatas.


Como Colectivo Feminista Roteño, acudimos al pleno al que desde la delegación de Igualdad se nos pidió asistir y en el que solicitamos intervenir, ya que creemos que es fundamental que las mujeres ejerzamos nuestros derechos y obligaciones ciudadanas. En nuestra intervención buscábamos plantear la ampliacion del concepto de violencias machistas como en su intervención hicieron algunas personas tanto del equipo de gobierno como de la oposición.


En nuestra intervención quisimos aludir no sólo a la punta del iceberg, sino a toda la estructura que la sostiene. Para señalarla,  aludimos a la solicitud de información que hemos hecho al Ayuntamiento para conocer los criterios de rotulación de las nuevas calles, que no se dieron a conocer cuando se aprobó la moción en pleno. De esto hace meses, no se nos ha respondido y no se ha llevado a cabo la moción aprobada por unanimidad en el pleno. Actualmente, la villa de Rota, cuenta con 17 calles que tengan el nombre de alguna mujer frente a 251 con nombres de hombres. Esto responde a la constante invisibilización y silenciamiento a los que las mujeres nos hemos visto sometidas a lo largo de la historia. Estamos hablando del espacio público. El mismo espacio público en el que  somos violentadas, acosadas, violadas. Tanto simbólica como físicamente se busca que las mujeres no ocupemos el espacio público. Por eso, una de nuestras principales luchas es hacer la calle nuestra, tanto de forma simbólica como de forma cotidiana y palpable. Decir que la exclusión del espacio público de la mujer no es violencia es cometer otro tipo de violencia que fortalece al primero porque al negarlo lo invisibiliza.  Cuando reclamamos nuestro derecho de ocupar las calles, tanto en su callejero como en la posibilidad de caminar sin miedo, se nos dice que nuestros reclamaciones son frívolas. El menosprecio de nuestras realidades es también violencia. Y probablemente quien le quita importancia es quien en realidad frivoliza. Acusarnos de frivolizar al intentar ampliar el marco que engloba las distintas violencias es no entender la urgente necesidad que como sociedad tenemos de ello.


Hablar de la punta del iceberg sin entender que todas las violencias forman parte de un mismo sistema de opresión y de exclusión, es condenar formalmente las violencias pero no entender que tanto la invisibilizacion y subalternizacion de las mujeres, como el silenciamiento histórico que a lo largo de los años hemos sufrido, son violencias simbólicas que refuerzan ese sistema de opresión que termina asesinando. El excluir del espacio público a las mujeres tanto de forma física, como simbólica, manteniendo un callejero con nombres en mayoría masculinos, es parte fundamental del patriarcado. Decir que llamar la atención sobre los mecanismos de exclusión patriarcales es frivolizar acerca de los asesinatos de las mujeres, constituye una falta de respeto hacia la lucha que las mujeres emprendemos día a día contra el patriarcado, del que, lastimosamente, el Ayuntamiento de Rota y su alcalde Javier Ruiz Arana también forman parte.


 Habría convenido, quizás, que en el pleno se proyectara un gráfico del iceberg de la violencia de género (por ejemplo, el realizado por Amnistía Internacional) en el cual se ve cómo en la base del mismo, se encuentran la invisibilización, la anulación o el lenguaje sexista (tema del que, por cierto, también se habló en el pleno). Es normal que quien tiene privilegios tenga dificultad para percibirlos como tal, por lo que es recomendable ser conscientes de nuestro lugar de enunciación. Quizás el señor alcalde no fue totalmente consciente del lugar desde el que enunció su respuesta y, por lo tanto, no haya percibido que su acusación hacia el Colectivo de frivolidad  partía del lugar de poder que le confiere ocupar un cargo público.

 

Como ciudadanas, lo acontecido en el pleno nos deja la comprensible duda de que la respuesta a las violencias machistas puedan emprenderse desde unas instituciones que desvinculan de una forma tan radical los discursos de las prácticas. Es bastante preocupante que un colectivo ciudadano se aproxime a una institución para expresar su disenso con determinado manifiesto o política y que sea acusado desde esa institución de frivolidad.
Paradójicamente, lo que sucedió en el pleno del día 16 de noviembre es una muestra perfecta de las violencias institucionales machistas que las mujeres experimentamos a diario. Es por eso que si las instituciones y sus representantes se quieren sumar a la lucha contra el patriarcado, deberían previamente analizar críticamente tanto sus propias prácticas, como las respuestas que se les da o, como en el caso del Colectivo Feminista Roteño, se les niega a las ciudadanas. Esa coherencia debería ser una prioridad  antes de enunciar cualquier discurso, ya que de lo contrario, este se ve fuertemente en contradicción con el propio actuar de la institución y de sus representantes. En el pleno del día 16 de noviembre,  además de expresar nuestro disenso con el manifiesto institucional contra las violencias machistas, comprobamos que en las instituciones queda mucho trabajo por hacer. Y no únicamente en cuanto a normativas y partidas presupuestarias, sino en las prácticas cotidianas que se dan dentro de las instituciones y en las formas en las que éstas responden a la ciudadanía.

 

 

Colectivo Feminista Roteño

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
8 Comentarios
Fecha: Domingo, 10 diciembre 2017 a las 22:15
Rebelderota
El ridiculo cambianick demuestra una incultura y desconocimiento total sobre quees la Falange pero que se puede esperar de un admirador del comunismo la mayor ideología asesina del mundo. En cuanto al colectivo Feminista de Rota que hace que no investiga y se documentan sobre lo que hizo la falangista Mercedes Fórmica por lo der chos dela mujer durante el franquismo, o es que por ser falangista no puede ser considerada Fórmica como defensora dela mujer? Si ese es el caso una vez más el colectivo feminista ni es feminista ni defiende las mujeres sólo se dedica la fanatismo sectario al igual que hace el cambianick. Esta gaditana Mercedes Fórmica merece una calle en Rota pese a quien pese .
Fecha: Martes, 5 diciembre 2017 a las 21:12
Alphonse Capone
Lamento que mi anterior respuesta no haya pasado el filtro censor, probaremos suerte de forma más comedida. La AlfalFalange nació como una copia barata hispana del fascismo italiano y al igual que este se sustentaba en una ideologia que tenia como bases la violencia, el segregacionismo, la xenofobia y el nazionalismo extremo.Por tanto nadie con una ideologia como esa, sea hombre o mujer, dificilmente puede albergar ideas feministas, ni proletarias, ni ninguna otra que vaya en beneficio de sus semejantes. Ya el ejemplo de su querida Pili me lo guardo para que esta respuesta pase el filtro. Feliz Solsticio de Invierno a todos y todas.
Fecha: Domingo, 3 diciembre 2017 a las 02:56
Rebelderota
Pero que duro debe ser para un sectario de izquierda que una mujer en este falangista como fue Mercedes Fórmica luchará por los derechos dela mujeres en una dictadura como la franquista y no sean capaces de reconocerlo siendo además gaditana . Que está espléndida mujer cuya lucha por la mujer no se valora por los sectarios de izquierda porque esfalngista , fíjense señores lectores hasta donde llega la irracionalidad de estos personajes de izquierda que enseguida la intentan menospreciar y luego se dicen feminista cuando en realidad esmismo machismo dela izquierda que durante años no quería quela mujer votara en españa porque pensaba que votaría las derechas . Colectivo feminista de Rota si de verdad son feminista seguro que apoyarían que Mercedes Fórmica gaditana mujer y luchadora dela s libertades dela mujer tuviera calle en Rota sino son ustedes un grupos sectario del ámbito morado que solamente usa el nombre dela mujer y el feminismo para hacer ruido y ayudar alos moraditos
Fecha: Viernes, 1 diciembre 2017 a las 23:47
Alphonse Capone
Estimat Repelenterota, alma de cantaro, si se aplicase el tema en base de capacidad el que se vería con una cuota ridicula sería el hombre, y mucho más el tipo "machirulo" como ud, ya que las mujeres estan mucho más capacitadas que el hombre en la mayoria de los campos y si no llega a ser esta sociedad patriarcal ya veriamos donde estaba más de uno. Sobre su admirada Formica, recordar que era una falangista fan de su Jose Antonio y vinculada a un sector del regimen franquista. Osea una falangista que pertenecia al regimen de una dictadura genocida, homofoba, racista, antisemita y misogeno y pretende ud vendernos la moto de que era una luchadora por los derechos de la mujer, claro hombre y Hitler era sionista, y Franco de una logia y Felipe Gonzalez socialista. Tiene ud más cuento que Calleja.
Fecha: Viernes, 1 diciembre 2017 a las 08:54
Rebelderota
Exacreable cambianick las mujeres se merecen un trato igualitarios en base a su capacidades al igual que debería ser enlos hombre pero no por cuotas . En cuanto reivindicar calle por qué haya más nombre de mujeres es ridiculo pero si quiere se pueden inventar uno cuantos como la pepa la mejor bartola , Juani la cuotora infinita , gloria la marquesa sectaria etc. En cuanto a Mercedes Formica eres un inculto incapaz de reconocer que cuando una persona sea de derecha o falangista en este caso hace cosas bien debe ser reconocida , y la lucha de Mercedes Fórmica en favor dela mujer durante el franquismo está enla historia pero si eres un obtuso sectario tipo comunista no me extraña no reconozca nada, si tu admiración es por ejemplo la Pasionaria culpable de muchas tragedias en España.
Fecha: Miércoles, 29 noviembre 2017 a las 20:40
Alphonse Capone
Hombre don Repelenterota, la lucha contra la discriminación, de las mujeres o de otro sector cualquiera de la sociedad se basa precisamente en eso, en reclamar igualdad de trato en todos los ambitos y si estas señoras ven que su colectivo está siendo discriminado a la hora de nombrar los callejeros pues estan en su derecho, lo mismo que ud y los de su ideologia lo estan para reclamar calles para criminales fascistas, con una diferencia las mujeres que darian nombre a estas calles serian personas dignas y las que lo harian en el caso de ustedes serian personajes siniestros indignos de semejante honor. Reivindicar una calle para la tal Mercedes Formica por el solo hecho de haber defendido ideologias fascistas si que es sectario y menos mal que esta vez no ha dicho nada de Pili la hermanisima, porque ya sería el colmo.
Fecha: Miércoles, 29 noviembre 2017 a las 09:29
Rebelderota
Decir que el artículo es delo mejor simplemente porque está en tu ámbito ideológico es de una simpleza mayúscula. Por ejemplo reclamar que hay poca calles dedicadas a mujeres en Rota y se contrapone que hay muchas de hombres es totalmente ridiculo, pensé que el feminismo era otra cosa , pero reclamar calle no veo que sea una necesidad para las mujeres sino parece más una cuota estupida . Todavía no veo a este colectivo feminista que reivindique una persona que defendió ala mujer en el franquismo como es el caso de la falangista Mercedes Fórmica .cuando reivindique la defensa de mujeres que no pertenecen su ideología podremos tomarnos en serio la reivindicaciones de este colectivo feminista , sino a seguir Enel sectarismo.
Fecha: Martes, 28 noviembre 2017 a las 23:32
Manolo A
Se puede decir más alto, pero ni mejor, ni más claro, ni con mayor contundencia. El mejor artículo en años; por supuesto, muy superior a los que yo escribo.

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress