Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 26 junio 2017

ALAT pide nuevas políticas en el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

Hoy 26 de junio se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, y la asociación local  ALAT así como la Federación ENLACE a la que pertenece la entidad roteña, quiere un año más, hacer hincapié en una serie de aspectos para que esta jornada no pase desapercibida. Para ello, se han unido a la campaña mundial 'Support, Don't Punish' ("Apoya. No castigues"), con el fin de promover unas políticas de drogas que prioricen la salud pública y los derechos humanos frente a la mera prohibición.


En este día quieren hacer constar que aunque el uso de drogas ha estado presente siempre, las actuales políticas de drogas, surgidas en el siglo XX y consolidadas a través de tratados internacionales, se limitan a establecer prohibiciones a la venta y uso de estas sustancias. Esta "guerra contra las drogas",  manifiestan en un comunicado, ha tenido desastrosas consecuencias. Entre ellas, hablan de la criminalización de las personas drogodependientes. La mayoría de los fondos públicos se destinan a perseguir a las personas que se encuentran en los eslabones más bajos de la cadena del mercado de las drogas, en detrimento del desarrollo de programas de prevención, tratamiento y reducción de daños. Las personas drogodependientes, en muchos casos, acaban en prisiones donde no existen las misma posibilidades terapéuticas que en libertad. Se calcula que en Andalucía hay más de 10.000 personas en prisión por problemas relacionados con las drogas (unos 9.100 hombres y 900 mujeres), la mayoría cumpliendo condenas por delitos de baja o media gravedad.

 

Otra consecuencia que apunta ALAT, y que recoge el manifiesto de esta campaña es la represión administrativa mediante multas a las personas usuarias de drogas. Y es que pese a que el consumo de drogas no está prohibido en nuestro país, al tratarse de una conducta libre que no daña a terceros, la Ley de Seguridad Ciudadana, recientemente reformada en 2015 y justamente bautizada como Ley Mordaza, impone duras sanciones económicas a las personas usuarias de drogas.

 

La tercera de las consecuencias son los daños a la salud de las personas consumidoras y de la sociedad en general. Al estar perseguida la venta, las condiciones en las que las personas se ven obligadas a consumir son también clandestinas, la mayoría de las veces sin medios higiénicos y sin conocer la composición/adulteración de las sustancias, lo que ha supuesto muchas muertes y la transmisión masiva de enfermedades infecciosas (VIH, hepatitis, tuberculosis...). Por otro lado, la falta de regulación también impide que muchas sustancias se usen con fines terapéuticos, pese a sus reconocidas propiedades.

 

Para ALAT es importante también reseñar la profundización de la brecha de género, ya que está comprobado que las mujeres tienen más dificultades en acceder a los recursos y visibilizar su adicción, por la doble estigmatización que sufre, como adicta y como mujer que no cumple el rol atribuido por la sociedad patriarcal. Al mismo tiempo, las mujeres que consumen drogas sufren con más frecuencia violencia de género.

 

El desarrollo de estructuras de corrupción que dificultan el buen funcionamiento de las instituciones democráticas o el empobrecimiento de las poblaciones más vulnerables y daños al medio ambiente debido a que las poblaciones campesinas de los países productores de drogas se ven forzadas a cultivar coca, amapola o marihuana bajo la extorsión de los narcotraficantes, son otras de las consecuencias de las actuales políticas. A ellas, como alternativas, ALAT y la Federación ENLACE, proponen una regulación y control de los mercados, empezando por el cannabis; la prevención del uso abusivo, dotando a la población de herramientas para un consumo responsable; políticas centradas en el fomento de la salud y en la igualdad de género; mayores recursos destinados al tratamiento y la reducción de daños; fomento de la justicia restaurativa y abandono del uso masivo de la cárcel como herramienta de control social y la disminución de los inaceptables niveles de desigualdad económica, mediante políticas redistributivas globales y estatales.

 

Es la reflexión de un manifiesto en este Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 26 junio 2017 a las 14:57
Perdoname Señor
Mas viligancia y cojer a los peces gordos, pequeñines no gracias, no hay otra, lo que pasa que no interesa, por algo sera, mas claro imposible, sabra Dios quienes son los gordos

Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress