Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 6 abril 2017

Cine en Color

Si los premios Óscar del 2016 fueron excluyentes con los profesionales afroamericanos, 2017 ha dado un vuelco a la tendencia y, como si la lógica reacción se hubiera producido, son estos quienes han protagonizado los premios de este año. “Moonlight”, con cierta sorpresa, ha batido a la espléndida “La, la, land” que se ha visto muy defraudada en sus expectativas.

 

Personalmente hubiera disfrutado con el éxito de este excelente musical, con sabor clásico, que recupera el lenguaje cinematográfico de la época, y que adorna una historia sencilla, tierna y muy entrañable; pero faltaba “Moonlight”.

 

“Moonlight” tiene algo más. Merecido Óscar a una tremenda película que expresa la cruda realidad de los barrios marginales en una ciudad cualquiera de Estados Unidos, Miami en este caso. La infancia violentada de un joven apocado y temeroso, rodeado del asfixiante ambiente de la droga, para lo bueno y para lo malo; la adicción de la madre y sus consecuencias en el chaval, la protección del hombre fuerte que controla el trapicheo y descubre en él su humanidad escondida y, sobre todo, el entorno agresivo y violento que le aterra, con la inevitable respuesta a todo ello a que le arrastran las circunstancias. Todo ello acompañado de las problemáticas personales que cada personaje lleva consigo. Excelente historia llevada de forma brillante por el joven Barry Jenkins, no llega a los cuarenta, que consigue una obra de resultados espectaculares.

 

No solo “Moonlight” destaca en la actual cartelera. Le acompañan otras dos películas con temáticas afroamericanas muy distintas: la bella y esperanzadora “Figuras Ocultas (Hidden Figures)” y la devastadora “Fences”. Si en el film de Theodore Melfi se parte de la situación que sufrían las gentes afroamericanas empleadas en la NASA, en especial las mujeres, y que con la brillantez, la inteligencia, la humildad y el esfuerzo de tres trabajadoras, la barrera racial salta por las aires, en la obra de Denzell Washington, el terrible ambiente opresivo en que el protagonista se desenvuelve e impone en su ámbito familiar, solo parece alterarse débilmente con los sucesos finales sin que esto suponga una situación de continuidad.

 

“Figuras Ocultas”, sin dejar de ser una agradable comedia con pretensiones sociales, deja un buen sabor de boca que ya conocimos en “Criadas y Señoras”, sin alcanzar el nivel de esta, mientras que “Fences” nos mantiene un regusto amargo que nos acompaña al rememorar la cinta de una calidad superior y “Moonlight”, posiblemente lo mejor de la producción de este año, contundente, realista, dura y sin concesiones, de las que se sale de la sala de proyección con la conciencia de haber asistido a algo que realmente merecía la pena. Todas ellas, cine de verdad, más o menos teñidas de esperanza o impregnadas de desolación, pero en todos los casos buen cine.

 

Puede que 2016 fuera injusto, carezco de suficientes elementos de juicio para pronunciarme; pero el cine afroamericano de 2017 ha logrado un lugar destacado con todo merecimiento.

 

 

Manuel García Mata

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Rota al dia • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress